Welcome!

domingo, 17 de julio de 2016

El mundo.


Debía cambiar por el mundo.
Todo el mundo me cambiaba por otros.
Pero por nada del mundo me cambiaba a mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por comentar! Vuelve por aquí

ir arriba